Objetivo cumplido del TritoBank!!! Por fin miembros del equipo cubrieron los 200 kilómetros que separan Cornellana de la misma Cornellana pasando por Belmonte-Puerto de Somiedo- Piedrafita de Babia- Villablino-Puerto de Leitariegos- Cangas de Narcea- Rodical- Tineo- Crucero- Alto de la Espina- Salas y Cornellana de nuevo.

A las 09:30 horas estábamos en el casino de Cornellana dispuestos a cubrir la jornada totalmente kilométrica, el tiempo amenazaba cuando menos inestabilidad pero la temperatura era ideal para la práctica del ciclismo. Melu, Javier y yo nos tomábamos un café y seguidamente nos subíamos a la bicicleta, tranquilamente cubrimos los 50 kilómetros que distan hasta Pola de Somiedo, de ahí hasta la cima del Puerto 12 kilómetros, Javier con ganas tomaba las primeras posiciones y enseguida nos abandonaría con tremenda frescura, a pesar de las advertencias de los veteranos de que guardase fuerzas, él afrontó la subida en solitario y ascendió a buen ritmo mientras en las curvas de herradura de la última zona de la subida nos saludaba a mas de un kilómetro de distancia.

Por detrás Meluevans y el que os escribe, subirían tranquilamente dosificando, pasito a pasito y disfrutando de las vistas y la tranquilidad de la zona, decir que el asfalto se encuentra en muy buenas condiciones y que el tráfico a penas existente hace que se ruede con mucha comodidad, un bonito Puerto que aunque apenas tiene descansos es muy tendido y los desniveles no superan el 7-8% en ningún momento. Una vez arriba Javier nos esperaría y con unos 60 km recorridos nos dispondríamos a comer.

El restaurante EL CORONEL en el Puerto nos avituallaría a cambio de 12€ por persona, el menú daba bastantes opciones, sopa, fabes, carne, pescado, etc..

Tras la comida bajada del puerto hasta Piedrafita de Babia, giro a la derecha hacia Villablino, después Caboalles e inicio de Puerto hacia la cumbre de Leitariegos.

Desde ese punto 11 kilómetros de subida. El Puerto de Leitariegos tiene mayores desniveles que el de Somiedo aunque en éste se disfruta de varios descansos a lo largo de su recorrido, durante casi toda la subida un aire en contra hace más dificultosa la ascensión y en los kilómetros finales aún más pues el paisaje se torna similar al paisaje lunar, no existen árboles y si hace sol y calor como era el caso de la jornada de ayer el esfuerzo se endurece.

Durante casi toda la subida nos mantendríamos unidos aunque con pequeñas salidas de Javier el benjamín del equipo, poco a poco sus fuerzas se van mermando y el esplendor mostrado en el Puerto de Somiedo parecía remitir en la segunda dificultad montañosa. Entrando en los últimos 3 kilómetros de ascensión Melu comienza a desengancharse, no era su mejor día durante toda la jornada no se había mostrado cómodo, Javier un poco por delante mira hacia atrás y espera que contacte con él, una vez juntos comenzamos a subir, el ritmo por encima de los 16 km/h , yo me encuentro muy bien y sin deuda de oxígeno, el guaje pregunta: Tas apretando eh? Jj sonrío y le digo: me encuentro bien guaje!! continúa conmigo a rueda y al final del puerto se hunde psicológicamente tras ver que aun queda un repecho más y cede.

Una vez arriba enseguida nos reagrupamos, foto de equipo y descenso largo, largo, largo hacia Cangas de Narcea, buen consejo por parte de Lolo delegado de la zona occidente que nos recomendó realizar la ruta en sentido inverso al diseñado pues la ascensión a Leitariegos desde Cangas se torna muy pero que muy pesada, no por su desnivel el cual no superará los 7-8% pero si por sus 35 interminables kilómetros que nos pesaron hasta realizándolos cuesta abajo. En Cangas una Coca-Cola y cambio de planes!! Llegamos al acuerdo de regresar por La espina, de este modo ascenderíamos EL RODICAL inédito en el currículo de los Tritos y así poder tachar una cima más, además aunque la ascensión resultaría dura y la llegada a La Espina un tanto pesada y larga además de pasada por agua, los últimos 20 kilómetros de la jornada se harían cuesta abajo hasta Salas y muy favorable hasta Cornellana, tanto que hasta fuerzas quedaron para un Sprint final que se adjudicaría MELUEVANS.

En la subida al Rodical se repitió prácticamente la misma historia que en Leitariegos, Melu no muy católico y Javier mostró su talón de Aquiles, su juventud y las tandas largas hacen que le pesen las arrancadas que realiza y acabe pagándolo, cosa normal pues a sus 16 años pocos chavales completan marchas de 200 kilómetros, y mucho menos con la intensidad, responsabilidad y madurez con la que él lo hizo ayer. Al final el Sprint como ya dije, se lo llevó un Meluevans que no se encontró nada bien a lo largo de toda la jornada pero del que no se puede uno fiar hasta que el árbitro pite el final del partido, después un bocata de nuevo en el Casino y un par de Coca – Colas por cabeza. En la zona de la Espina nos cayó un mojabobos que nos caló pero del que nos deshicimos en la bajada y el llano llegando bastante secos al final.

Una ruta muy chula que espero podamos repetir mas TritoBanes ya bien sea en el sentido recorrido o a la contra pues los Puertos son muy llevaderos y las vistas y el paisaje excepcionales, nada que decir de la gastronomía de la zona como ya sabeis excpecional!

Un saludo a todos y a ver si se acaba la época estival con sus compromisos veraniegos!

ENTIDAD COLABORADORA CON EL EQUIPO CICLISTA TRITOBANK