Nueva salida del Equipo Ciclista TritoBank en este fantástico Jueves festividad de Begoña.

Lolo, el delegado de la zona Occidental de Asturias del Equipo TritoBank organiza una estupenda salida de 100 kilómetros, con el siguiente trazado: Cornellana/Belmonte/La Riera/Puerto San Lorenzo y regreso por el mismo itinerario

A las 09:00 horas estaban convocados los 11 valientes que se atrevieron a afrontar el reto, 8 habituales más 3 nuevas incorporaciones Iván, Javier y Jaime (mas conocido como el PAJARITU).

Como viene siendo costumbre en las últimas salidas Jorge Rigodón (a partir de ahora Cabezatalud) arranca en solitario desde el mismo centro de Cornellana y ya no volvería a ser visto hasta la cima del Puerto. El resto del grupo rodaría compacto durante los 40 kilómetros que separaban la salida con el pueblo de La Riera en donde se encuentra tras un giro a izquierdas el inicio de la subida, antes, haríamos un STOP & GO en Casa Lolo, un pequeño bar que se encuentra a escasos 3 kilómetros de la Riera en el que a parte del ya clásico CUIDAOOOO por el tema PIEL rellenaríamos nuestros botes con agua fresca para afrontar la subida.

Pues lo dicho, el grupo ya en La Riera realiza el giro a izquierdas y se encuentra con la primera gran rampa de la subida, en ese instante el Pajaritu, en un alarde de Brabuconería arranca del grupo y sitúa el digital del cuentakilómetros de su Btwin a 13 km/H, tras él, el benjamín del Grupo, Javier, sale a su rueda, detrás Chavo, Dani, Melu y yo mismo intentaríamos marcar un ritmo adecuado y administrar las fuerzas teniendo en cuenta los porcentajes de los 10 km que nos esperaban, por detrás Casi, Pablo, Lolo, Gijo e Ivan cerrarían el pelotón.

A penas se habían cubierto los primeros 300 metros de ascensión y Javier daba caza al Pajaritu, éste parece haberse equivocado de estrategia, por detrás Chavo comenta “veis a aquel de blanco….pues.tranquilos, va a pagala”Dani y el mismo Chavo parecían perros hambrientos que querían comer los gemelos del Pajaritu, justo detrás Melu y yo a pocos metros, en ese instante  todo era una incógnita, yo me encuentro bien e invito a Dani y Chavo a que vayamos juntos, estos aflojan el ritmo de sus bielas y en apenas 4 metros después Melu y yo les alcanzamos, por detrás la cosa no se como va pero parece que Gijo sufre en los primeros compases, por delante probablemente Jorge esté haciendo algún PATATIERRA aunque nunca lo sabremos. Cuando llegabamos al kilómetro dos de ascensión pierdo fuelle, el pecho me oprime y cedo ante mis tres acompañantes, a Chavo se le ve bien, por detrás Dani y Melu viajan juntos el Pajaritu hace rato que cedió  la Teté de la Coursé a Javier y ya se encuentra a pocos metros de sus inmediatos perseguidores.

Poco a poco los kilómetros van pasando la subida no parece tan dura como habíamos pensado ayer el propio Melu y yo cuando la vinimos a inspeccionar, si bien los primeros kilómetros son muy duros poco a poco la pendiente se va suavizando y sin darnos cuenta nos encontrábamos en el primer descanso, por delante aun tengo referencia visual con  casi todos pero las fuerzas y el aire debieron quedarme en casa, por detrás se aproxima Casi que sube a muy buen ritmo realizando una ascensión de menos a mas y muy constante, al finalizar el descanso llega a mi altura pero apenas 100 metros después también pierdo su rueda. La zona que viene después vuelve a endurecerse pero sin llegar a los desniveles del inicio, poco a poco los kilómetros van pasando, por delante Chavo y Dani ya dieron alcance al Pajaritu y mas adelante Javier continua en cabeza aunque con dudas, por que al parecer no hace otra cosa que mirar hacia atrás en repetidas ocasiones, Melu continua su ascensión, los descansos son sus mejores aliados pues la recuperación es su fuerte. Por detrás parece que Gijo abandona el intento pues las pulsaciones se adueñan por completo de su pulsómetro, al parecer ya no cabían mas dígitos. Lolo en su línea, con su pedaleo peleón también va de menos a mas agradeciendo como el resto los generosos descansos de la subida, Ivan mas retrasado, de pies sobre su Specialized menea su manillar de derecha a izquierda desde el comienzo pues su culote aun no ha tomado contacto con la piel del sillín.

Ya en los últimos metros de la ascensión Chavo y Dani dan alcance a Javier, parece que sus miedos se hacían realidad y su perseguidores le daban alcance, por unos minutos el trio se mantiene unido hasta que Chavo decide desmembrarlo, impone su ritmo y se va solo, por detrás Dani aguantaría durante un rato con Javier pero la juventud y el vigor de los 19 años harían que esto durara poco, Javier se viene arriba e intenta reducir distancia con Chavo, apenas quedan 400 metros para la meta y Chavo se mantiene en cabeza, Jorge desde meta aun jadeando (posiblemente acabara de llegar) advierte a Chavo de la amenaza de Javier que parece que lanza un ataque desde lejos para llegar y sobrepasar a éste, Chavo responde tarde y aunque durante unos metros pedalean a la par Javier acaba imponiéndose por un par de metros, detrás llegaría Dani a minuto y poco, luego el Pajaritu, Melu, Casi, Pablo que me adelantaría en el segundo descanso, Yo, Lolo, y finalmente un Grandioso Iván que con solo 500 km en lo que va de año y atravesando un proceso gripal importante coronaría poco después, entre todos no mas de 15 minutos lo que dice de la igualdad que existe en este grandioso Grupo que formamos los Tritobanes y sus simpatizantes.

Minutos después los pulsómetros ya solo marcan dos dígitos y realizamos las fotos de rigor, tras ello disfrutamos de las maravillosas vistas que se pueden ver desde el Camino Real de la Mesa para encarar la bajada y cubrir los 50 kilómetros que nos separan de regreso a Cornellana, recorrido que se antojaba cómodo dado que el regreso a la contra que la ida se presenta favorable y en el que se pueden mantener 40km/h sin mayor dificultad.

Los ánimos caldeados entre Jorge y el Pajaritu por la disputa de la bajada, que si no andas ni pa arriba ni pa abajo que te voy a fundir….etc un sinfín de fanfarronerías. Finalmente comenzamos a bajar, por delante Lolo, detrás lo haría el Pajaritu y luego el resto…. LA TRAGEDIA SE MASCABA EN EL AMBIENTE!!!!!!!!!

Ya os podeis imaginar lo que allí pudo ocurrir…. La locura e inconsciencia por metro cuadrado no podía ser mayor, Jorge y el Pajaritu se encontraban juntos y al final pasó lo que tenía que pasar…..Jaime bajaba por delante a tumba abierta, por detrás Jorge, su competitividad y estima no podían quedar en entredicho…. Cuando lo tuvo a tiro, Jorge lanzó su gran ofensiva… nadie sabe que fue lo que ocurrió exactamente pero Jorge vio hueco al más puro estilo Marquez en el Sacacorchos de Laguna Seca aunque el destino no fue el mismo y una curva de 90º se cruzó en su camino, según relata el propio Pajaritu que mordió el polvo e hizo un plano monumental que ocasionó la explosión y desintegración de su rueda trasera, Jorge le adelantó en recto y ni si quiera hizo el gesto de frenar, ni tan siquiera a dos metros del talúd con bordillo que se presentaba frente a su circular mavic Aksium delantera, que poco después pasaría a cuadricularse, fue entonces cuando Jorge se aferró a las manetas durace de su Onix e incluso tuvo la destreza de saltar con su rueda delantera para evitar el vuelco que se produciría con el impacto RUEDA/BORDILLO, el salto provocó que su manillar se estampara de frente con el talud y sus dos manetas quedaran en angulo totalmente recto con el manillar, su hombro, pantorrilla y cabeza tomarían contacto con la tierra y su tibia y peroné contra el pedal harían que el huevo/hinchazón fuera considerable, finalmente todo quedó en un susto para lo que pudo haber sido.

Tras ello unos gentiles turistas tuvieron la grandísima consideración de meter ambas bicicletas siniestradas en el interior de la furgoneta en que viajaba y bajar a los lesionados hasta el mismísimo Cornellana. Del resto de la ruta poco que comentar, Chavo y yo bajamos rápidamente hacia la Scudo rodando a medias altísimas y llegando a Cornellana con las fuerzas ya muy mermadas, los últimos relevos ya se daban por cortesía y educación pero apenas duraban unos instantes, por detrás la guerra también estaría servida, Melu, Javier, Dani, Lolo, Ivan y Gijo harían lo propio. Lolo Triki Beltrán conseguiría las metas volantes de Belmonte y el pueblo del que no recuerdo el nombre, en el que Casi y Pablo tenían estacionado su vehículo. Al final las fuerzas muy limitadas llegando todos prácticamente exhaustos a Cornellana. El río Narcea nos esperaba para refrescarnos en un baño más que gratificante, tras el baño nos esperaban unos estupendos cachopos en Salas que fueron el colofón de una estupenda tarde que de no ser por el accidente sufrido se podría haber catalogado como perfecta. Y nada más chicos desear que os guste la crónica y que cada vez seamos más los que disfrutemos de estas jornadas de ocio y deporte que compartimos. Un saludo de vuestro Presi.

ENTIDAD COLABORADORA CON EL EQUIPO CICLISTA TRITOBANK